EL SAN BERNARDO

Las necesidades en Kcal diarias son de 3.000 como ración de mantenimiento. En condiciones excepcionales, tanto de trabajo como ambientales, las necesidades energéticas se elevan considerablemente hasta superar en dos veces y media los valores arriba indicados.

El cepillado diario es muy importante no sólo para los ejemplares con pelo largo sino también para aquellos de pelo corto.

El corte de los espolones constituye una pequeña intervención que es aconsejable realizar a los pocos días del nacimiento.

El San Bernardo, como otros perros molosos con una conformación torácica muy profunda y de gran tamaño, puede estar expuesto a la torsión gástrica. La causa de este desplazamiento que lleva casi inevitablemente a la muerte, debe buscarse en una abundante comida a la que sigue el movimiento que determina la rotación axial del estómago. En efecto, el estómago experimenta un giro de 90º a 180º grados de manera que el esófago y el píloro se cierran con la consiguiente dilatación del estómago, por fenómenos de fermentación. La única terapia con alguna posibilidad de éxito si se realiza rápidamente, es la quirúrgica. El tercer párpado, presenta en los molosos, pasivo incompleto y una mayor exposición a los agentes externos por la configuración suelta de los párpados inferiores y por consiguiente, se presenta constantemente enrojecida. La terapia, basada en la descongestión, se realiza con medicamentos.

Respetarlo también es visitar al veterinario cuando el perro lo necesite

veterinario

Conoce la Raza

Historia de la raza

Conoce el Estándar

estandar